Catholic Community Services reconoce a Humanitarios del aņo

Friday, Nov. 08, 2019
Catholic Community Services reconoce a Humanitarios del aņo 
Photo 1 of 4
Monseņor J. Terrence Fitzgerald, aquí junto a la presidenta de CCS Shari Seiner y al Obispo Oscar A. Solis, recibió el premio por Vida de Servicio durante el banquete de premiación celebrado el 30 de octubre.
By Linda Petersen
Intermountain Catholic

Traducido por: Laura Vallejo

SALT LAKE CITY — El trabajo de Catholic Community Services frecuentemente se realiza sin ser anunciado, pero durante el banquete anual de premiación para Humanitarios 2019, llevada a cabo el 30 de octubre en el hotel Little America, tanto los presentadores como las personas honradas, alabaron los muchos servicios que CCS brinda a los indigentes, refugiados y pobres.

“CCS- simplemente hay algo diferente en ellos,” dijo la defensora comunitaria Pamela Atkinson. “Mucho de ello, viene de su gente… no es solo el servicio que ofrecen; es la manera en que brindan ese servicio. Es brindado a los miles de personas necesitadas, y lo hacen con cariño y lo hacen con amor.”

CCS fue fundada en 1945 por el Reverendísimo Duane G. Hunt, quinto Obispo de Salt Lake City. Durante sus primeros años CCS brindó cuidados temporales para las wards del estado así como asistencia a madres solteras.

“Mientras que utilizaba un alcance a los problemas sociales Catholic Charities (como era conocido en ese entonces) nunca, nunca se ha olvidado de la sencilla y humilde caridad del Señor. La agencia está guiada por los ideales los cuales Cristo el Señor nos ha brindado,”  escribió el Obispo Hunt.

Monseñor J. Terrence Fitzgerald, quien recibió el premio por Vida de Servicio, compartió con la audiencia un poco de su historia, así como otras experiencias durante sus dos términos como Director ejecutivo de CCS.

“Que legado tan maravilloso; esa es la base de Catholic Community Services,” dijo Monseñor Fitzgerald. “El legado sigue, día a día, diferentes ministerios, diferentes maneras de hacer el trabajo.”

Por los últimos 52 años, el comedor de St. Vincent de Paul ha servido más de 19 millones de comidas a los indigentes dijo el CEO de la  Odyssey House Adam Cohen, quien aceptó el reconocimiento del Socio del Año a nombre de la agencia.

 “CCS está en el epicentro de la ayuda a los menos afortunados; ellos son la base de nuestro camino comunitario en la común de transformación del Sistema de recursos para los indigentes,” dijo Cohen.  

Shari Seiner, presidenta de la cámara de consejeros de CCS, compartió algunos de los logros más recientes de la agencia.

Seiner dijo que  hoy en día la agencia cuenta con más de 10 programas distintivos que proveen servicios a diferentes poblaciones. Entre ellos el banco de alimentos Joyce Hansen Hall en Ogden, el cual cada año distribuye 3 millones de libras de comida a los más necesitados. CCS estará demoliendo este edificio próximamente, el cual tiene más de 100 años, y lo reemplazará con una estructura más eficiente.

También en el mes de enero la cocina del comedor de St. Vincent de Paul abrirá la academia de cocina, un programa de entrenamiento culinario para los indigentes; esto fue posible a través de un donativo de a $1.5 milliones de dólares para la remodelación.

Además, desde el mes de septiembre CCS ha estado operando la agencia del Centro de Recursos Gail Miller, un recurso de 200 camas para hombres y mujeres indigentes, además de proporcionarles recursos como manejo de casos, clases y acceso a cuidados de salud a través de una sociedad con la clínica 4th St.

 “Estamos orgullosos de estar al frente de este nuevo esfuerzo, siendo pioneros en la manera de desarrollar e implementar mejores prácticas para ayudar a nuestros amigos indigentes a ser auto suficientes,” dijo Seiner.

Durante sus comentarios esa velada el Reverendísimo. Oscar A. Solis, Obispo de Salt Lake City, alabó el trabajo de CCS.

“Es verdaderamente una inspiración ver a nuestra comunidad unida en una misión común de hacer la diferencia en las vidas de las personas; extendiendo el amor de Dios, la compasión y misericordia a nuestros hermanos y hermanas, aquellos quienes son considerados los menos en nuestra sociedad,” dijo el Obispo.

“Gracias Dios por la bondad de la humanidad que continua prevaleciente, dándonos faros de luz en la obscuridad de nuestro mundo,” dijo el Obispo. “Contamos con organizaciones e instituciones y otros grupos que toman la tarea de responder a los retos y necesidades de nuestros tiempos. Estamos agradecidos por las palabras significativas de muchos, cada uno quienes forman a Catholic Community Services of Utah.”

El Obispo Solis también expresó su apreciación por los honrados y por la organización, y por las personas quienes contribuyen para sostener los programas de CCS.

Son “hombres y mujeres que son testigos de lo que el mundo admira:  la bondad de la humanidad,” dijo el Obispo. “Estoy convencido de que esto es lo que hace nuestra ciudad y nuestra comunidad única. Nos vemos y nos relacionamos enfocándonos mas en nuestras cosas en común, inspirados por nuestra fe común, en lo que es amarnos los unos a los otros y en tratar al prójimo como a uno mismo, con dignidad y respeto, como hermanos y hermanas y como miembros de la familia de Dios.”

Entre otras personas e instituciones honradas esa noche estuvieron la Fundacion Huntsman, la cual fue nombrada como la organizacion Humanitaria del Año, y Tom Stevens como el Humanitario del Año, cuya compañía, en la última década,  ha ejecutado un gran número de proyectos para CCS. El reconocimiento como Voluntarios del Año fue para Nicholas y Nancy Ward quienes regularmente sirven en el comedor de  St Vincent de Paul.

El empleado del Año de  CCS fue Rosario Corona; Andrew Slazak, quien recientemente se retiró tambien fue reconocido.

Entre los invitados distinguidos en la ceremonia estuvieron el Reverendo Scott B. Hayashi, Obispo de la Diócesis Episcopal de Utah; M. Russell Ballard, presidente del Quórum de los Doce Apóstoles de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días; el Elder Jeffrey R. Holland, miembro del Quórum de los Doce Apóstoles, así como miembros de  ‘Presiding Bishopricy of the Relief Society General Board’ de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días; Monseñor Colin F. Bircumshaw, Vicario General de la Diócesis de Salt Lake así como varios miembros del clero y religiosos de la diócesis. Carole Mikita fue la Maestra de ceremonias.

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2019 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.