Diáconos diocesanos se reunen en retiro

Friday, Oct. 11, 2019
Diáconos diocesanos se reunen en retiro + Enlarge
By Marie Mischel
Intermountain Catholic

Traducido por: Laura Vallejo

PROVO — Los diáconos de la Diócesis Católica de Salt Lake City  y sus esposas se reunieron del 4 al 6 de octubre para celebrar su retiro anual en el Hotel  y centro de Conferencias Marriott en Provo.

Después de la oración vespertina del día viernes, el Reverendísimo Oscar A. Solis, Obispo de Salt Lake City, ofreció unos comentarios, en los cuales explicó el papel del diácono en la Iglesia, además de como él ve su colaboración con él y con los sacerdotes diocesanos para la implementación del Plan Pastoral.

El Obispo Solis presentó el Plan Pastoral en el 2018. Sus cinco prioridades son formación de fe, vocaciones, corresponsabilidad, Eucaristía e identidad Católica, así como la dignidad del ser humano.

Al comenzar sus comentarios hacia los diáconos, el Obispo Solis les agradeció el tomarse el tiempo “para reunirse como una familia diaconal especialmente en el contexto de oración y de retiro. La oración es la base de nuestras vidas y de nuestro ministerio. Sin ella, nuestra vida estaría vacía o tendría menos significado.”

El retiro también fue una oportunidad para que los diáconos reflexionaran sobre su ministerio y para el significado de lo que hacen.

El diaconado es una vocación especial, dijo el Obispo. Es una respuesta de servicio al altar en la caridad. “Desafortunadamente existen muchos, no solo diáconos, sino también sacerdotes que piensan que su vida y ministerio es observar y no servir,” dijo el Obispo. “Espero que ustedes no tengan esa actitud.”

El Obispo les sugirió a los diáconos reflexionar sobre como llevan el ministerio de servicio a los fieles, responsablemente y alegremente. Responder a la voluntad de Dios requiere estar activamente escuchando a Dios en la oración. “Es un discernimiento continuo cuando uno se sumerge en el servido a Dios y a su pueblo.”

Citando al Catecismo de la Iglesia Católica, el Obispo Solis dijo que a pesar de que los diáconos están llamados a ser siervos “el Sacramento de las Santas Ordenes los marca con una huella, un carácter indeleble el cual no pude ser removido, y el cual los configura hacia Cristo, quien fue el mismo el diácono o el siervo para todos.”

Para los diáconos el haber sido llamados por Cristo a ser como El un siervo y un esclavo “es un gran honor,” dijo el Obispo.

Entre las cualidades esperadas en un diácono están la humildad, el decir tal como Jesus enseñó “Somos siervos indignos, solo hacemos lo que es nuestro deber” dijo el Obispo.

El Obispo agregó que los diáconos deben de ser generosos con su tiempo, talentos y recursos; deben de ser dedicados; ofrecer servicio altruista y tener integridad.”

La integridad “es la base de todo el servicio y de las cualidades de liderazgo,” dijo el Obispo. “Jesús nos llama a caminar el camino de la justicia y de la rectitud, así es que su vida debe de ser el reflejo de lo que Cristo es, y de lo que predicamos.”

Agradeciéndoles por su servicio, el Obispo dijo que su meta es que cada diácono tenga un ministerio asignado definido en la diócesis “para que sus dones… sean utilizados para el bien común de la Iglesia y del pueblo de Dios.”

Durante el retiro los diáconos asistieron a cinco sesiones presentadas por el padre Richard Gribble, CSC, profesor de estudios religiosos del Colegio Stonehill y autor de “Homiletic & Pastoral Review.” El padre Gribble enfoco sus sesiones principalmente en la misión y mensaje de Jesús.

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2019 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.