El Obispo Solis celebra una Misa en memoria de las víctimas del COVID-19

Friday, Nov. 27, 2020
El Obispo Solis celebra una Misa en memoria de las víctimas del COVID-19
+ Enlarge
La Misa conmemorativa por las víctimas del COVID-19 fue celebrada en la Catedral de la Magdalena el 17 de noviembre , 2020.
By Marie Mischel
Intermountain Catholic

Traducido por: Laura Vallejo

SALT LAKE CITY —“La pandemia del coronavirus ha clamado muchas vidas, y ha traído un tremendo dolor y sufrimiento a sus seres queridos,” dijo el Obispo Oscar A. Solis, en sus palabras al inicio de la Misa celebrada el 17 de noviembre en la Catedral de la Magdalena, como conmemoración de las victimas del COVID-19. Concelebrando la Misa estuvieron el padre Martin Diaz, rector de la Catedral y el padre Dominic Sternhagen, vicario parroquial de la misma. Asistiendo estuvieron el diacono Drew Petersen y el diacono Guillermo Mendez.

Debido a la pandemia, las restricciones del distanciamiento social fueron impuestas en la Misa, la cual fue transmitida en vivo por el canal YouTube de la Catedral.

Durante su homilía el Obispo dijo que la Misa era para recordar y orar por quienes han fallecido a causa del COVID-19 y por sus familias.

“Recordar y honrar es parte de la experiencia humana,” dijo el Obispo señalando que el mes de noviembre la Iglesia celebra el Día de todos los Santos y rodas las Almas.

Las circunstancias de la pandemia hicieron que muchas de las victimas fallecieran solos sin tener a sus familiares al su lado, “privados de visitas afecto y cariño de sus seres queridos y familiares. Pocos tuvieron el beneficio de una bendición o de la unción de los enfermos y de la Santa Eucaristía. Debido al miedo pro la infección y propagación de la enfermedad, se realizaron entierros inmediatos sin la familia presente en esos momentos finales y ni siquiera se tuvo tiempo de estar de luto,” dijo el Obispo hablando en inglés y en español.

La musiva para la preparación de la Ofrenda fue el Salmo 138: Canto para ti en presencia de los ángeles, y me postro ante Tu templo Santo.”

El Obispo dijo que además de la muerte y el su-frimiento, la pandemia ha traído perdida de trabajos planes y sueños. “No me sorprende que las personas se sientan decepcionadas y descorazonadas, algunos más enojados y desesperanzados.”

El Obispo continúo diciendo que en tiempos difíciles cuando es fácil dudar de la bondad de Dios, pero en todo sufrimiento inclusive en la muerte, existe esperanza, ya que Dios es infinito, su amor y Su misericordia son infinitos. “Él es un Dios fiel quien nos quiere y nunca nos abandona, y continúa salvándonos. Nos permite el su-frimiento y mal por una razón: para llevarnos hacia un bien mayor.”

Estos son tiempos difíciles, “como su Obispo y su pastor, estoy aquí para orar y para compartir personalmente sus penas juntos en oración, preocupación y apoyo de nuestros hermanos y hermanas en esta diócesis. Dos no los ha olvidado, y ustedes no están solos. Somos una sola comunidad de fe, una Iglesia, una familia y todos estamos juntos en este tiempo doloroso.”

La Misa fue celebrada “para nutrir en fe y aumentar la esperanza,” dijo el Obispo Solis. “Oremos para que el fruto de nuestra unidad, solidaridad y comunión duradera con Dios durante esta pandemia, nos mantenga unidos con nuestros seres queridos fallecidos en un abrazo eterno, y que las almas de los fieles difuntos descansen en paz.”

Después de la homilía el diácono Méndez pidió a Dios por el eterno descanso de quienes han fallecido víctimas del COVID-19 leyendo los nombres de las personas fallecidas en la diócesis.

Los nombres fueron enviados por cada párroco a lo largo y ancho de la diócesis.

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2021 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.