El Obispo Solis ofrece recomendaciones para el ministerio durante la pandemia

Friday, Mar. 27, 2020
El Obispo Solis ofrece recomendaciones para el ministerio durante la pandemia + Enlarge
By Marie Mischel
Intermountain Catholic

SALT LAKE CITY — En un memorándum con fecha del 19 de marzo dirigido al clero, religiososas, directores escolares, directores de educación religiosa y personal diocesano, el Obispo Oscar A. Solis subrayó las directrices y recomendaciones para el ministerio pastoral, como respuesta a la pandemia del coronavirus.

Haciendo notar que la situación he empeorado desde la primera semana en que ordenó la suspensión de la celebración pública de la Misa, otros sacramentos y reuniones o eventos de la Iglesia así como el cierre temporal de las escuelas Católicas de Utah y oficinas diocesanas, el Obispo Solis dijo sentir necesario ofrecer el ministerio de la Iglesia “considero necesario ofrecerles algunas directivas y recomendaciones diocesanas para que podamos continuar fielmente nuestro ministerio sacerdotal cuando sea más necesario. El pueblo de Dios necesita que sus pastores les acompañen durante esta crisis y les proporcionen las necesidades espirituales para fortalecer su fe y la esperanza en el amor de Dios para que puedan encontrar el aliento para aliviar sus miedos.”

Aunque el culto público está suspendido, las Iglesias permanecen abiertas de forma limitada para la visita personal y las oraciones privadas y “lo más importante es que nuestro ministerio sacerdotal continúe. No estamos “DE VACACIONES” sino “DE GUARDIA” o “Al Servicio” para llevar a cabo la misión de Cristo,” escribió el Obispo Solis. “Nuestra unidad y solidaridad es muy importante en este momento. El pueblo de Dios necesita experimentar la presencia de Dios en nuestra vida y ministerio. Fieles a nuestra vocación, es esencial guiarlos y acercarlos a Dios en la oración y en la fe para que durante el tiempo de aislamiento no se sientan solos y abandonados. Necesitan que los acompañemos en estas horas de incertidumbre para que puedan experimentar el amor, la esperanza y la paz en Dios.”

El Obispo Solis pidió las oraciones por nuestras comunidades y familias, especialmente las necesitadas, los ancianos, los enfermos y los vulnerables, así como por los líderes del gobierno y los trabajadores de la salud.

Para realizar el ministerio a las personas adhiriéndose a los lineamientos con respecto a la distancia social, el Obispo Solis recomendó que los párrocos así como su personal mantengan muy limitadas horas de oficina para poder así asistir las llamadas y las necesidades de emergencia

Para brindar el ministerio de acompañamiento el Obispo Solis sugirió a los sacerdotes la transmisión en vivo o videos de las Misas diarias y dominicales sin la congregación. “Compártalos en línea a través de Internet para así publicarlos en el sitio web de la parroquia y en los medios sociales como Facebook, YouTube, Instagram, etc.”

Los sacerdotes pueden sugerirle a su congregación que vea las transmisiones de las Misas celebradas por el Papa Francisco,  y las que se transmiten desde la Catedral de la Magdalena, las cuales son transmitidas en inglés y en español.

El memorándum del Obispo incluyó información del padre John Evans, párroco de la Iglesia de St. Thomas More, sobre cómo transmitir o postear los videos en Facebook o en You Tube.

El Obispo Solis también dio instrucciones a los sacerdotes de cómo explicar la teología de la comunión espiritual a sus feligreses, y de cómo ellos pueden recibir la comunión espiritual al participar en una Misa virtual. Además, se les recomendó recursos de oración para los sacerdotes.

Mientras que los fieles están siendo animados a mantener visitas frecuentes a sus parroquias para oraciones privadas o para la Adoración del Santísimo Sacramento, su parecencia debe de estar limitada a 10 personas o menos, y deben de observar la distancia social.

Además las parroquias deben de proporcionar gel desinfectante de manos así como jabones para el lavado de manos en los baños y deben desinfectar las copias de los libros de oraciones y de otros materiales.

Los ministros que atiendan a los enfermos, ancianos, confinados en casa en caso de emergencia, “si es posible y seguro, ofrezca el Sacramento de la Unción a los enfermos graves y el Viatucum o la Sagrada Comunión observando las directivas del gobierno y de la Oficina de Salud Pública. Siga las directrices para protegerse a sí mismo y a los fieles de transmitir o infectarse con el virus,” escribió el Obispo Solis.

Mientras se realiza el ministerio los ministros pueden usar máscaras, bastoncillos o bolitas de algodón y ponerse guantes para la Unción del Santo Óleo, estos materiales deberán ser desechados adecuadamente de enterrándolos en la tierra o quemándolos.

Los párrocos deberán designar disponibilidad para el Sacramento de la Reconciliación o la Confesión individual designando horas específicas durante el día y la semana, y definir el lugar donde la privacidad y el distanciamiento social pueden ser estrictamente observados.

Para la celebración de la Semana Santa, el Tridium y los servicios de Pascua se celebrarán en las parroquias y misiones de forma privada sin la presencia de la congregación,

Las clases en las Escuelas Católicas de Utah y Educación Religiosa Parroquial o Formación en la Fe están suspendidas hasta la Pascua y/o hasta nuevo aviso, aunque los maestros y catequistas seguirán ofreciendo materiales e instrucción en línea y por otros medios. 

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2020 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.