Feligrés con sus manos hace y dona cruz para capilla de parroquia demostrando su devoción

Friday, Mar. 17, 2017
Feligrés con sus manos hace y dona cruz para capilla de parroquia demostrando su devoción + Enlarge
El padre Javier Virgen bendijo la cruz que enmarca las puertas de entrada de la Capilla de Our Lady en la parroquia de Saint Joseph the Worker en West Jordam. La cruz fue donada anónimamente por un feligrés de la parroquia.
By Laura Vallejo
Intermountain Catholic
WEST JORDAN — La parroquia Católica de Saint Joseph the Worker en  West Jordan originalmente fue construida en 1965, con las manos de intensa labor de los mineros quienes fueron desplazados del Cañón Brigham cuando las  ciudades como Dinkeyville, Lark y Highland Boy fueron demolidas por la expansión de las minas.
La historia de la parroquia narra cuando con sus propias manos, los mineros y sus familias construyeron la edificación original de la parroquia.
Por más de 45 años la iglesia permaneció de pie, pero su estructura comenzó a sufrir el paso de los años, así es que en el 2011 la dedicación de un nuevo edificio fue celebrada justo el dia e la festividad de San Joseph the Worker.
Así es que por más de 50 años la dedicación de los feligreses ha sido incansable, de un total compromiso y siempre demostrando su amor por la parroquia y por la pequeña capilla ubicada junto a esta.
Como testimonio de esto, el domingo 12 de marzo del 2017, el padre Javier Virgen, párroco de Saint Joseph the Worker, bendijo la nueva cruz que se levanta sobre las puertas de entrada de la Capilla Our Lady.
La gran cruz de acero fue hecha y donada por un feligrés quien prefirió el anonimato.
“Él y su familia tienen un tremendo amor por nuestra parroquia,” dijo el padre Virgen, agregando que la cruz refleja la generosidad de su donador así como “su gran fe y compromiso. Es porque él valora mucho su fe que la manifiesta a través de su amor por la parroquia.”
La cruz está de pie en la entrada de la capilla como “un símbolo de la Cristiandad del mundo,” dijo el padre Virgen.
El padre reflexionó sobre el simbolismo de la cruz diciendo que es  “en donde vemos a Cristo quien murió por nosotros, pero con su mucho amor para compartir su misericordia y su paz… es en la cruz en donde vemos la sabiduría de Dios para comprender el misterio de la redención.”
Durante la bendición los feligreses se reunieron afuera de la capilla.
“Esta es nuestra familia,” dijo Barbara Whinner, agregando que ella quería agradecer al donador por su generosidad.
“Es a través de personas como él que la parroquia es un lugar maravilloso… somos como una gran familia,” dijo Whinner.
“La cruz ha sido realizada con mucha fe. Realmente estamos muy agradecidos con él y con su familia,” dijo el padre Virgen.
For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2017 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.