Feliz Día de la Madre les desea el Obispo Solis

Friday, May. 11, 2018
Feliz Día de la Madre les desea el Obispo Solis Photo 1 of 2
By El Rev. Oscar A. Solis
Obispo de Salt Lake City

El mes de mayo es un tiempo especial para nuestro crecimiento spiritual. Es una ocasión muy linda dedicada a los seguidores de Jesús y a los devotos a Nuestra Santa Madre para contemplar y recordar su gran ejemplo de virtudes Cristianas las cuales vale la pena imitar y seguir. Su papel único en la historia de la salvación como la Madre del Salvador la hace muy especial ante los ojos de Dios y ante los de los Cristianos creyentes. Su ‘luz’ su disposición de estar abierta, su obediencia y su rendición ante la voluntad de Dios, dándose cuenta del Plan de Dios para el mundo y haciendo posible la encarnación de la misericordia de Dios para que la Palabra, Jesucristo, se convirtiera en carne y viviera junto a nosotros.

Durante siglos, nuestra Iglesia ha llevado esta maravillosa tradición espiritual de dedicar el mes de mayo a Maria a través de diversas prácticas y eventos tales como la recitación del Santo Rosario, las ofrendas de flores y la coronación de María. Estos son buenos recordatorios de la importancia de nuestra Santa Madre en nuestra vida de fe, enseñando a los niños y a los jóvenes a amar y a desarrolla y una fuerte devoción y afiliación a la Virgen María, para que así nos podamos acercar más a Dios y vivir nuestra fe más plenamente.

La vida de la Virgen María se manifiesta en su total devoción, servicio y dedicación a Dios, llevada en un espíritu de simplicidad, humildad, santidad, gra-titud y alegría. Por esta razón, ella permanece como un icono y modelo de nuestra fe. Durante el mes de mayo, unamos nuestros corazones y oremos ante Nuestra Santa Madre buscando su protección e intersecciones para nosotros, nuestras familias, comunidad y mundo. Confiamos nuestras vidas bajo su asistencia maternal para que así ella nos reúna, a todos sus hijos. Y nos guie hacia una unión más cercana con Dios.

Conforme rendimos honor a Maria, la Madre de Dios, recordemos y oremos por todas nuestras madres en este mundo durante la celebración del Día de las Madres. Levantamos nuestros corazones y oraciones y agradecimiento a todas las mamás vivas y muertas, por todos sus sacrificios cuidándonos y por ser el rostro del amor y protección de Nuestra Santa Madre. A todas las mamás les ofrecemos una oración especial:

Dios todo poderoso, Padre Celestial, en tu bondad nos diste y compartiste a la Santa Virgen María para ser tu Madre. Creaste a nuestra mamá aquí en la tierra una bendición para nuestras vidas bajo tu generosidad, cariño, cuidado, confort, guía, entendimiento y compasión. Te agradecemos todos los sacrificios que hacen por nosotros; bendícelas con tu gracia para que sean fuertes, saludables, firmes en sus cuidados y llénales sus corazones con tu alegría, amor y paz. Mantenlas seguras, y protégelas de todo mal. Te lo pedimos en el nombre de Jesucristo Tu Hijo.

Amén.

¡Feliz Día de la Madre!

El Reverendísimo. Oscar A. Solis

Obispo de Salt Lake City

Traducido por: Laura Vallejo

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2018 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.