Fiesta de Santa María Magdalena

Friday, Jul. 17, 2020
Fiesta de Santa María Magdalena + Enlarge
By The Most Rev. Oscar A. Solis
Bishop of Salt Lake City

El 22 de julio, la Diócesis de Salt Lake City celebrará la fiesta de su patrona, Santa María Magdalena, con una Misa especial en la Catedral de la Magdalena para rendirle su debido homenaje. Qué gran honor para nuestra catedral ser nombrada en honor a una gran heroína de la Iglesia.
El 3 de junio de 2016, el Papa Francisco elevó el rango litúrgico del Memorial de Santa María Magdalena a un día de Fiesta en el calendario general de la Iglesia.  Y se promulgó un nuevo prefacio para la fiesta. En el prefacio dice que Cristo “se apareció en el jardín y se reveló a María Magdalena, que lo había amado en vida, lo vio morir en la Cruz, lo buscó mientras yacía en la tumba y fue el primero en adorarlo, recién resucitado de entre los muertos”. La honró con el oficio de ser un apóstol de los Apóstoles, para que la buena noticia de la nueva vida llegara a los confines de la tierra”.
Es muy importante recordar la vida ejemplar de Santa María Magdalena como fuente de inspiración para imitar en nuestra vida cristiana. En el Nuevo Testamento, María Magdalena es mencionada como una de las mujeres que acompañó a Cristo y le sirvió.  Su encuentro personal con Jesús, el Mesías prometido y Salvador del mundo, fue la ocasión para su conversión personal.
En el Evangelio, se refería a ella como la mujer pecadora que lavó y ungió los pies de Jesús (Lucas 7:36-50). Ella había estado con María al pie de la Cruz en esa brutal tarde de Viernes Santo y había estado al lado de María durante esas difíciles horas (Juan 19:25; Mateo 27:55-57). En la madrugada después de la muerte de Jesús, ella fue al sepulcro y fue el primer testigo al que Jesús predicó la Buena Nueva de su Resurrección (Mateo 28:1-10; Marcos 16:1-8; Juan 20:1-10). También fue la primera en dar testimonio del acontecimiento ante los apóstoles corriendo a compartir esta Buena Nueva con otros seguidores de Cristo, y que a su vez ellos anunciarían a todo el mundo. 
María Magdalena llegó a ser conocida como el Apóstol de los Apóstoles. “Santo Tomás de Aquino, el Doctor Angélico, tiene razón al aplicar el término, ‘apostolorum apostola’, por lo tanto, es correcto que la celebración litúrgica de esta santa mujer tenga el mismo nivel de festividad que se da a los apóstoles en el Calendario General Romano, para que la misión especial de ella sea destacada como un ejemplo y modelo para cada mujer en la Iglesia.” (Arzobispo Arthur Roche, Secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos)
Los santos son héroes de nuestra Iglesia, hombres y mujeres como nosotros que vivieron vidas ordinarias, pero de una manera cristiana extraordinaria marcada por su oración y vida virtuosa, gran amor a Dios, santidad, fidelidad a su vocación o llamado, y perseverancia en medio de desafíos y sacrificios extremos, incluso hasta la muerte en nombre de su fe en Dios. Nos inspiran con sus vidas heroicas y nos ayudan a crecer fuertes en nuestra fe y relación con Dios y con los demás.
Nuestra diócesis tiene la bendición de tener a Santa María Magdalena como patrona de nuestra iglesia local en Utah. Recordemos su influyente papel en nuestra vida cristiana. Hay tres virtudes que resaltan la vida de Santa María Magdalena que pueden ayudarnos a crecer en nuestra fe en Dios. Su encuentro con Cristo preparó el camino para su conversión personal de corazón. Tradicionalmente descrita como la mujer pecadora y penitente, experimentó la misericordia de Dios, la compasión y el perdón de Cristo que cambió su vida por completo. Nos enseña que ningún pecado está más allá de la gracia salvadora y la misericordia de Dios.
Su experiencia y reconocimiento de la infinita misericordia de Dios la inspiró a dedicarse a seguir a Cristo como discípulo - uno que sigue, escucha, aprende y obedece a Cristo y sus enseñanzas, incluso en tiempos difíciles. El acompañamiento de Cristo en su vida la llevó a ser una verdadera discípula misionera, una que está dispuesta a proclamar el Evangelio del amor y la salvación de Dios a todas las personas. “Ella siempre ha sido el ejemplo de un gran amor y un gran perdón, una de las personas cercanas a Jesús que comprendió la verdad del amor de Dios por los seres humanos y pasó su vida dando testimonio de ese amor”. (Rev. Clifford Stevens, “The One Year Book of Saints”)
Santa María Magdalena es una de las más grandes santas de nuestra Iglesia Católica y un ejemplo legendario de la misericordia y la gracia de Dios, digna de nuestro honor e imitación. Los invito a todos a desarrollar una devoción especial a nuestra patrona en nuestro viaje de fe. Estamos bendecidos por tener nuestra catedral nombrada en su honor y bajo su patrocinio. Nuestra Catedral de la Magdalena y la Basílica de San Máximo- La Sainte Baume en Francia son las únicas catedrales en el mundo que tienen la reliquia de primera clase de la santa y que son nombradas en su honor. Nuestra catedral sirve como la “iglesia madre” de nuestra diócesis, y la única catedral en los Estados Unidos bajo el patrocinio de Santa María Magdalena. Así que celebremos juntos su fiesta con una Santa Misa en la Catedral de la Magdalena el 22 de julio, a las 6 p.m.
Santa María Magdalena, ¡ora por nosotros!

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2020 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.