La Bishop's Dinner está planeada para ayudar a recaudar fondos necesarios para la Catedral de la Magdalena

Friday, Jul. 03, 2020
By Linda Petersen
Intermountain Catholic

Traducido por: Laura Vallejo

SALT LAKE CITY — Mientras que la Catedral de la Magdalena es la madre Iglesia de la Diócesis de Salt Lake City, es también un sitio cultural e histórico para la ciudad, y como tal los turistas frecuentemente la visitan, especialmente durante el verano

“Parte de lo que significa ser una catedral es el mantener las puertas abiertas todos los días para que quienes así lo deseen pueda entrar y sentarse en silencio a rezar,” dijo el padre Martin Diaz, rector de la Catedral. “La Catedral es un símbolo y una realidad de la presencia de Dios en nuestra comunidad. Es un símbolo y una señal para los Católicos, pero es aún más que eso para la comunidad en general.”

Además de compartir el amor de Dios a través de este hermoso edificio, el contar las con visitas ayuda a costear el mantenimiento de la misma, ya que muchas personas son muy generosas con sus donaciones.

Pero esta época es diferente. Debido a la pandemia, la mayoría de las visitas usuales de verano no han sucedido, aunque la Catedral nunca cerró sus puertas y los servicios (siguiendo el distanciamiento social) se han realizado. Esto ha resultado en una falta de recursos justo cuando la Catedral y la parroquia tienen más necesidades.

Un lugar simbólico de la Iglesia en Utah, el mantenimiento de la Catedral de la Magdalena es muy alto. En el verano cada día cuesta cerca de $300 dólares mantenerla fría y en invierno cerca de $113 dólares el calentarla. Además del mantenimiento los costos operativos normales incluyen el apoyo de dos sacerdotes, de 12 a 15 trabajadores y varios programas tales como el programa extensivo de música el cual presenta al Coro de la Catedral.

“Hay muchas partes para que una catedral pueda funcionar, y esto involucra a muchas personas,” dijo el padre Díaz.

Todo esto tiene un costo de cerca de $100,000 por mes. Además el boiler,  el cual ya tenía 27 años de uso se rompió, y se estima que el reemplazo del mismo es de $180,000. La Catedral también sufrió da164os con los temblores los cuales se estima tengan un costo de  $38,000 en reparaciones, y el techo tiene  una gotera que también se necesita reparar.

Con todo esto el padre Díaz piensa que cuando llueve a veces literalmente hay una tormenta.

Aunque se tenía dinero para imprevistos, la Catedral se enfrenta a un faltante de $200,000 y no se ve manera de cubrir esto. La colectas de los domingos de los feligreses y de las personas que visitan han sido menos de la mitad, y aún mas, además de las ofrendas para los gastos operativos de la Catedral , la Cena Bishop’s Dinner también ha tenido un cambio.

Tradicionalmente celebrada en el mes de septiembre, la Bishop’s Dinner es una cena formal, la cual comienza con una hora de coctel muy popular en donde los participantes conviven en los jardínes del Hotel Grand America.

Llevándola a cabo, no creo que nuestros invitados estarían a gusto con esto,” dijo Patricia Wesson, directora de desarrollo de la Catedral, quien organiza la Bishop’s Dinner.

Las personas que se encuentran en la categoría de alto riesgo pro el COVID-19 son “una demografía muy representada en esta cena,” así que “tomar todas las precauciones necesarias es muy importante.”

Debido a estas preocupaciones, este año la Bihop’s Dinner será un evento virtual el cual presentará comentarios por el Obispo Oscar A. Solis y de otras personas. Estos serán presentados en línea el 10 de septiembre en la página de la Catedral. En los días anteriores al evento, Wesson publicará una serie de cortos en YouTube acerca de la Catedral y de sus programas, incluyendo uno en el que se presentarán escenas nunca vistas de los eventos anteriores. Los organizadores de este evento espera que esto generara suficiente atención para que el evento virtual sea muy visto y muy apoyado.

Aún así, el padre Díaz cree que una de las fuentes principales de ingresos para este evento este año no estará disponible.

Tradicionalmente varias de las parroquias de la diócesis compran mesas para el evento anual, pero este año, la mayoría de las parroquias, quienes a penas están saliendo de haber estado cerradas están batallando para mantener las luces encendidas, el padre duda que estas podrán contribuir mucho.

Tanto el padre Díaz como Wesson, están buscando grandes donantes corporativos e individuales. Esperando que esto hará la diferencia. Ambos están trabajando poniendo una presentación excepcional y están en constante oración para que si la logran,  con esto las personas contribuíran.

 Para realizar donativos pata la Catedral de la Magdalena visite el sitio en línea: https://www.utcotm.org/support-us. Existen oportunidades de donativos a largo plazo.

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2020 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.