La Hna. Paula Wellnizt se jubila, mudándose a Indiana

Friday, Nov. 09, 2018
La Hna. Paula Wellnizt se jubila, mudándose a Indiana + Enlarge
Hna. Paula Wellnitz celebró su jubilación y 90 avo cumpleaņos.
By Marie Mischel
Intermountain Catholic

Traducido por: Laura Vallejo

HUNTINGTON — Una celebración realizada el 28 de octubre por el 70 avo aniversario de vida religiosa de la Hna. Paula Wellnitz, OLVM así como por su 90 avo aniversario, el cual será en el mes de diciembre, tiene un tono amargo conforme la Misión de San Rafael en Huntington escuchó que la hermana se estará mudando a la casa central de la congregación en Indiana.

La Hna. Paula esta “siempre preocupada por quienes tal vez no tienen a nadie más en sus vidas o por quienes simplemente necesitan una palabra de aliento,” dijo Brigid Wickersham quien ha conocido a la hermana desde que llegó al área de Huntington en 1992. “Ella siempre está disponible.”

A los 17 años de edad la Hna. Paula no consideraba la vida consagrada, pero una persona le preguntó si lo haría ya que ella asistía a Misa a diario y oraba frecuentemente. Sin embargo, ella no quería ser una maestra o trabajar en un hospital – trabajos que sabía que las consagradas ejercían – y ella no pensaba que podría seguir las regulaciones de las demás órdenes. Sin embargo, le pidió a Dios que le mostrará su voluntad, y le dijo que ingresaría a una orden pensando que “si no me echan, es porque eso es lo que Dios quiere de mí.”

El Crisma misionero de las Victory Nolls le llamó la atención. El propósito principal es la educación religiosa, y ella disfrutaba viajar por los Estados Unidos, a veces enseñando “bajo un árbol o en un garaje.” A pesar de que ella no cree que es buena en su trato con las personas “hay cosas que he hecho que creo las han ayudado,” dijo la Hna. agregando que siempre le pregunta a Dios lo que El quiere y el cómo puede ella hacerlo.

Al paso de los años, la Hna. Paula obtuvo una maestría en educación religiosa, y en psicología/consejería. En Utah ha trabajado para ‘4 Corners Mental Health’.

Durante la Misa del 28 de octubre el padre Rafael Murillo, quien sirve en la misión dijo que la “vida de servicio a Dios de la Hna. Paula ha sido un alegre testimonio para todos.”

Una de las canciones en la Misa  “The Servant Song” de Richard Gillard, fue seleccionada porque “la letra absolutamente narra la historia de la vida de la Hna. Paula, el como ella ha vivido para y por el servicio a los demás y su amor por Dios,” dijo Kathi Kearney Reaves, quien por muchos años ha sido una asociada laica de Victory Noll.

Al término de la Misa, Terri Nennett rindió tributo a la Hna. Paula narrando una especie de historia de su vida en Utah. En la misión de San Rafael , la Hna. Paula fue lector, ministro de Comunión, quien también llevaba la comunión a quienes no pueden trasladarse y enseñó clases sobre vida familiar y fe. También entrenó a servidores de Altar “pero su alcance, es lo que realmente creo fue su verdadera vocación. A ella le gustaba mucho visitar a las personas,” dijo Bennett recordando como hace 20 años la Hna. fue su socia cuando tuvieron que visitar a cada Católico del Condado de Emery.

Además, la Hna. Paula frecuentemente llamaba a las personas si no los veía en Misa, y “uno de sus enfoques principales fue la comunidad hispana,” dijo Bennedett. “Ella fue responsable en traer a la comunidad hispana a que vinieran a la misión.”

La Hna. Paula también disfrutaba mucho asistiendo a los servicios de otras comunidades de fe, y era fuerte en cuanto a justicia social y preocupaciones ambientales, dijo Bennett resaltando que después de su jubilación, la Hna. Paula ofreció su hogar como una casa de retiro y de reflexión para individuos o para grupos.

Bennett dijo que la hospitalidad, después de la Misa, también era importante para la Hna. Paula. “Era mucho más para ella que solo un café y donas. Era un tiempo en el que ella quería que todos se sentarán y platicarán como comunidad conociéndose mas… Paula vive su fe y los votos que contrajo.”

En sus comentarios después de la Misa la Hna. Paula dijo que la única forma en que pudo haber hecho lo que hizo fue por la ayuda del Espíritu Santo, y agradeció a la congregación “por ser quienes son y por estar hoy aquí y por toda la ayuda que me han dado al paso de los años.”

Agradeciendo a la congregación por su presencia, les preguntó si podían darle sus saludos a las personas que no pudieron estar allí, “y díganles que estaré con ustedes en oración a todos a los que piensen que me recuerdan.”

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2018 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.