Las 'Daughters of Charity de Saint Vincent de Paul' en la escuela Católica Grammar

Friday, Oct. 23, 2020
Las 'Daughters of Charity de Saint Vincent de Paul' en la escuela Católica Grammar
Photo 1 of 3
Un autobús escolar de la escuela Católica Grammar junto al padre y a las 'Daughters of Charity'.

Michael Courtney

Arquivista de la Diócesis de  Salt Lake City

El 7 de septiembre de 1920, las  ‘Daughters of Charity de San Vincent de Paul’ comenzaron su primer ministerio en el estado de Utah, dándole la bienvenida a 210 estudiantes en su recién abierta escuela Católica Grammar, localizada en el antiguo hospital Judge-Mercy Memorial. Como educadoras las ‘Daughters of Charity’ se enfocaron en el desarrollo académico, espiritual, cultural y físico de sus pupilos, dejando así una gran impresión en todos los que pasaron por los pasillos de la escuela. Las ‘Daughters of Charity’ permanecieron en Salt Lake City por seis años, hasta que a escuela Católica Grammar se unió con la escuela Católica Grammar número dos, convirtiéndose en  Judge Memorial Grammar y en una preparatoria.

Como educadoras en Salt Lake City, las ‘Daughters of Charity’ emplearon la pedagogía más actualizada en todas las materias que enseñaban. Para la caligrafía las Hnas. usaron el método Palmer. Como una escuela de método Palmer, la escuela Católica Grammar ocasionalmente era visitada por representantes de la compañía A.N. Palmer, quienes revisaban el progreso de la caligrafía de los estudiantes, animando a las ‘Daughters of Charity’ a presentar a los pupilos con la mejor caligrafía a la compañía, para que pudiesen ganar los premios ‘Palmer’.

Así como las ‘Daughters of Charity’ ofrecieron el mejor entrenamiento a sus estudiantes, ellas también les ofrecieron la mejor instrucción en educación religiosa.

Las ‘Daughters of Charity’ le pidieron al Reverendo Louis J. Fries, un sacerdote diocesano, que les diera a sus estudiantes instrucción semanal sobre la doctrina Cristiana. El padre Fries llevó esa tarea con gusto. Frecuentemente realizaba concursos para motivar a los estudiantes. Un buen año, cerca a la Navidad, el padre Fries anunció una competencia de ensayos sobre la Navidad; el papel ganador, uno por clase, sería publicado en el periódico diocesano el ‘Catholic Monthly’.

Además de su rigurosa instrucción académica y preparación religiosa. Las Hnas. llevaron la cultura a través de la música y el teatro. Una de las primeras contrataciones que las ‘Daughters of Charity’ realizaron fue una maestra de música: Gertrude Tremblay. Tremblay enseñó canto, teoría de instrumentos y clases de solfeo, guiando al coro de la escuela y estableciendo un estudio de música, el cual incluía un tocadiscos Victrola. De acuerdo con un observador la Victrola “ponía vigor a los vigores de las filas” conforme los estudiantes iban de un salón a otro mientras que también apoyaba a cultivar el gusto por la noble y enriquecedora música, de las hermosas selecciones las cuales, de vez en cuando, eran reproducidas por los pupilos.”

El teatro fue también una parte importante de la escuela Grammar. Los estudiantes participaban en las obras, Al final del año escolar, las Hnas. organizaban un espectáculo anual de variedades en el teatro de Salt Lake, el cual enfatizabá los talentos de todos los estudiantes.

De la misma manera, las ‘Daughters of Charity’ se preocupaban por el bienestar físico de los estudiantes. Para la salud física de los mismos, las Hnas. se apoyaron en dos veteranos militares que daban instrucción física a los niños. Para las niñas, las Hnas. contrataron a una mujer laica que les daba instrucción en cultura física. Más aún, las Hnas. animaban los deportes. Uno de los deportes más populares que tanto los niños como las niñas jugaban era el basquetbol. Para el cuidado de la salud de los estudiantes las Hnas. emplearon a una enfermera, la cual daba instrucción en higiene y fisiología, visitaba las casas de los niños enfermos y ofrecía revisiones regulares a los estudiantes. Para la nutrición de los mismos, las Hnas. contaban con provisiones para bebidas, sopas, y sándwiches para los estudiantes que no llevaban sus almuerzos.

 Fue en este entono educacional creado por las ‘Daughters of Charity’, que un hijo de un farmacita y futuro sacerdote, Jerome Stoffel, creció y aprendió. Monseñor Stoffel, nació el 1 de junio de 1910, sus padres Charles y Marianne Stoffel. Fue uno de los 210 estudiantes de las ‘Daughters of Charity’ saludaron el primer día de clases en 1920. En una entrevista en 1989 Monseñor Stoffel dijo que las ‘Daughters of Charity’ eran unas ‘Gigantes’.

Las Hnas. esperaban que todos sus estudiantes trabajaran duro. Monseñor Stoffel trabajó duro en la escuela. En 1924 ganó el certificado A.N. Palmer por caligrafia. También participo en el concurso ‘Fr. Louis Fries’. Cuando cursaba séptimo grado, el padre Fries  ofreció un premio en efectivo a un estudiante de cada

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2020 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.