Nuevas asignaciones pastorales comienzan funciones a partir del 1ero de agosto

Friday, Jul. 05, 2019
Nuevas asignaciones pastorales comienzan funciones a partir del 1ero de agosto Photo 1 of 6
Padre Andrzej Skrzypiec
By Special to the Intermountain Catholic

El 1ero de agosto, 12 sacerdotes de la Diócesis Católica de Salt Lake City asumirán sus nuevas asignaciones como párrocos o como administradores de las Iglesias a las que han sido transferidos.quí les presentamos a seis de ellos; los perfiles de los 6 restantes serán publicados en la edición del 19 de julio. (Texto traducido por: Laura Vallejo)

Padre  Andrzej Skrzypiec

El padre  Andrzej Skrzypiec nació en Pszczyna, Polonia. Habla polaco e inglés. Asistió a la Academia Papal de Teología en Cracovia para después ir a la Academia de Teología cristiana en Warsaw. Fue ordenado al sacerdocio para la Diócesis de Katowice por el reverendísimo Herbert Bednorz el 8 de abril de 1982. En 1989 llegó a la diócesis de Salt Lake City en donde fue encardinado el 2 de junio de 1992. Inmediatamente después de su llegada a Utah  sirvió como vicario parroquial de la Catedral de la Magdalena y como maestro de religión en la preparatoria Católica de Judge Memorial. Fue nombrado como párroco de la iglesia de  St. Anthony of Padua en Helper. Sirvió tres términos como párroco de la Iglesia de Our Lady of Lourdes en Magna antes de tomarse un sabático para asistir al Instituto de educación teológica continua en el Colegio Pontificio de Norteamérica en Roma. Después de su regreso, fue asignado como párroco de la parroquai de  St. Ambrose. Actualmente funge como administrador temporal de la parroquia de  St. Peter en American Fork. A partir del 1ero de agosto será el párroco de la Iglesia de St. Olaf en Bountiful.

¿Qué le gustaría que sus nuevos feligreses supieran de usted?

Lo que me gustaría que los feligreses supieran de mí es que creo en el sentido de fe de las personas y que siempre tratan de invitar a quienes están dispuestos a ser parte de la creación continua de la familia parroquial. Creo que todos han recibido algo de Dios para enriquecer la familia parroquial. Es así que las oportunidades para involucrarse no serán desperdiciadas, pero muchos ofrecerán sus dones para hacer de la parroquia un lugar de bienvenida y una auténtica comunidad en crecimiento en la fe, esperanza y amor a Dios y por los semejantes.

Quiero que las personas sepan que estoy abierto a sus opiniones y aunque tal vez no concuerde con alguna no lo veo como un obstáculo para prevenir que las personas trabajen juntas para cumplir el propósito de Dios a pesar de las diferentes opiniones.

Quiero que sepan que yo trato siempre de escuchar y que no ignore a nadie, y si lo llego a hacer que se sientan libres y me lo hagan saber.

Para resumirlos invito a trabajar juntos para el crecimiento de la comunidad y para que esta refleje los valores más profundos y más amplios del Evangelio.

¿Qué desea de su nueva asignación?

Espero poder unir aún más a las comunidades de la parroquia y de la escuela para así asegurarnos de un presente brillante y de un futuro de fe.

Como sacerdote, ¿cuál ha sido su mayor reto?

Mi mayor reto ha sido encontrar maneras de inculcar responsabilidad de que el desarrollo de la fe que se convierta parte del pensamiento de la persona y actúen diariamente con un carácter semejante al de Cristo. Si  ser perfectos, ya que no somos perfectos, pero conscientemente y genuinamente deseando ser como El en nuestras relaciones con nuestros semejantes y con el mundo que se nos ha confiado.

Como sacerdote, ¿cuál ha sido su mayor experiencia?

Las personas se han apoyado en mi ministerio con su amor dedicado y esto ha sido mi experiencia más satisfactoria.

Padre Anil K. Kakumanu

El padre Anil K. Kakumanu nació en Suryapet, India. Habla español, inglés, telugú e hindú. Fue ordenado al sacerdocio el 28 de abril del 2012 por el Obispo Govindu Joji, en la Diócesis de Nalgonda, Hyderabad, India. Después de su ordenación sirvió como asistente, durante los siguientes seis años sirvió párroco en tres diferentes locaciones de la diócesis. En el mes de agosto del 2018 llegó a la parroquia de St. James the Greater en Vernal. A comienzos de este año fue asignado a la parroquia de Our Lady of Lourdes en Salt Lake City. A partir del 1ero de agosto será el Nuevo administrador de la parroquia de St. Helen y sus misiones en Roosevelt

¿Qué le gustaría que sus nuevos feligreses supieran de usted?

Simplemente soy un sacerdote a sus servicios. Caminemos junto al Señor y estemos contentos y alegres al estar con el Señor.

¿Que desea de su nueva asignación?

Estoy muy contento y agradecido con nuestro Obispo. De hecho, esta es una gran oportunidad para engrandecer al fe de los fieles, y para que juntos crezcamos espiritualmente.

 Como sacerdote, ¿cuál ha sido su mayor reto?

Transformar a las personas hacia la santidad y dejarles saber lo grande y  maravilloso que es el amor de Dios a pesar de las miserias en  nuestras vidas.

Como sacerdote, ¿cuál ha sido su mayor experiencia?

Hombre de oración y hombre de servicio. Amo y estoy orgulloso por mi sacerdocio.

Tengo le privilegio de compartir a Cristo con todos.

 “Todo es posible con Jesús.”

Padre Erik Richtsteig

El padre Erik Richtsteig nació en  Cedar City. Asistió a la Universidad de Utah en donde obtuvo una maestría en Artes, después se convirtió en candidato para el doctorado en la Universidad de  Marquette. Fue ordenado al sacerdocio por el Obispo  William K. Weigand el 25 de junio de, 1994 en la Catedral de la Magdalena. Después de su ordenación fue asignado como vicario parroquial de la parroquia de St. Patrick en Salt Lake City mientras también servía como capellán para el Centro Médico de la Universidad e Utah y para la Cárcel de Salt Lake City; fue capellán asistente para los Scouts. Además ha servido como capellán para la Reserva de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos de 1997 al 2005. Sirvió como Vicario parroquial en la Iglesia de Notre Dame de Lourdes en Price antes de ser asignado como administrador pastoral y después párroco de la iglesia de St. Anthony of Padua en Helper. En el 2003 fue asignado, para el primer de sus dos términos, como párroco de la parroquia de St. James the Just en Ogden. En el 1995 recibió facultades bi-ritual. Sirvió como sacerdote moderador para el Consejo de Mujeres Católicas Diocesanas de la decanatura del noreste. Ahora es decano de la decanatura del noreste y capellán estatal de los Caballeros de Colón. A partir del 1ero de agosto será el párroco de la iglesia de Ambrose en Salt Lake City.

¿Qué le gustaría que sus nuevos feligreses supieran de usted?

Que me encanta  tanto ser un Católico como ser sacerdote Católico.

¿Que desea de su nueva asignación?

Las mismas cosas que he esperado como sacerdote desde el primer día: ayudar a  que las personas sigan a Jesús en Su Iglesia, ayudarlos a aprender más sobre el Evangelio, ayudarlos a que conozcan a Jesus a través de los Sacramentos, y por sobre todo servir a Dios como sacerdote.

Como sacerdote, ¿cuál ha sido su mayor reto?

El darme cuenta que no todas las personas escuchan, de que no puedo arreglar todo para las personas y que Dios es quien está a cargo.

Como sacerdote, ¿cuál ha sido su mayor experiencia?

Celebrar los sacramentos, especialmente el Santo sacrificio de la Misa.

 Padre Arokia Dass David

El padre Arokia Dass David nació en  Paramakudi, Tamil Nadu, India. Habla inglés y Tamil. Tiene un título en literatura inglesa y una maestría en estudios Cristianos. Fue ordenado al sacerdocio por le Reverendísimo Dr. A. Neethinathan de la Diócesis de Chingleput, India el 26 de abril del, 2009. Después de su ordenación ha servido en varias posiciones incluyendo vicerrector, párroco asociado y secretario del obispo. Llegó a la diócesis de Salt Lake City en mayo del 2013. Ha servido como vicario parroquial de las Iglesias de St. Patrick en, Salt Lake City; de la Parroquia de Santa Teresita del Niño Jesús en Midvale; y de la parroquia de San Pedro y San Pablo en West Valley City. Actualmente es el administrador de la parroquia de St. Helen en Roosevelt y sus misiones asociadas. A partir del 1ero de agosto será el administrador de la parroquia de Good Shepherd en  East Carbon City.

¿Qué le gustaría que sus nuevos feligreses supieran de usted?

Deseo y estoy llamado a la voluntad de Dios.

¿Qué desea de su nueva asignación?

El Plan de Dios.

Como sacerdote, ¿cuál ha sido su mayor reto?

Limpiar y erradicar las palabras de Satán.

Como sacerdote, ¿cuál ha sido su mayor experiencia?

La experiencia más satisfactoria es celebrar la Santa Misa y los Sacramentos .

Padre Jorge Roldán Sánchez

El padre Jorge Roldán Sánchez nació en México. Habla español e inglés. Recibió un título de la  Universidad Pontificia de México, y estudió en el seminario Assumption en  San Antonio, Texas.Fue ordenado al sacerdocio por le Reverendísimo Arzobispo  John C. Wester el 28 de junio del 2014. Después de su ordenación fue asignado como vicario parroquial  en la Iglesia St. Mary of the Assumption en Park City, para entonces ir a la Catedral de la Magdalena y actualmente es el vicario parroquial de la Iglesia de San Pedro y San Pablo en West Valley City. A partir del 1ero. de agosto será el párroco de la parroquia de St. Bridget y sus misiones en Milford y de la misión de  St. John Bosco en Delta.

¿Qué le gustaría que sus nuevos feligreses supieran de usted?

Quisiera que supiesen que soy un sacerdote que desea servirlos, ser su amigo, vivir nuestra fe juntos como una comunidad en Cristo.

¿Que desea de su nueva asignación?

Seguir trabajando para el Reino de Dios, vivir nuestra fe y celebrar con amor la Liturgia.

Como sacerdote, ¿cuál ha sido su mayor reto?

Como sacerdote mexicano, al principio mi mayor reto fue aprender un Nuevo idioma y una nueva cultura, pero con la ayuda del Espíritu Santo, ahora estoy muy contento de poder server a ambas comunidades, aunque aún estoy trabajando en ello.

Como sacerdote, ¿cuál ha sido su mayor experiencia?

Después de cada Sacramento que realizo, cuando veo al recién bautizado y a sus papás; al ver en el niño la luz de Cristo cuando Dios le perdona sus pecados a través de mí, cuando después de cada Misa veo al Pueblo de Dios feliz por haber recibido la Eucaristía, el Sacramento o del amor.

 Padre Roberto Montoro Sasía

El padre Roberto Montoro Sasía nació en Tehuacán, Puebla, México. Habla  inglés y español. Tiene un título en espiritualidad y vocaciones de la Universidad Pontifica de México. Fue ordenado al sacerdocio el 15 de junio del 2010, por el Cardenal  Norberto Rivera Carrera de la Arquidiócesis de México. Después de su ordenación sostuvo varias posiciones en la arquidiócesis incluyendo vicario, promotor de vocaciones, rector, director espiritual en el seminario, y decano asociado.  En octubre del 2011 llegó a la diócesis de Salt Lake City sirviendo como vicario parroquial en las parroquias de San Pedro y San Pablo en West Valley City; la parroquia de St. Francis Xavier en Kearns; y en la parroquia de  St. Mary of the Assumption, en Park City. Después fue asignado como administrados de la parroquia de San Felipe en Wendover antes de ser asignado como vicario parroquial de la Catedral de la Magdalena. Fue sacerdote en residencia en la parroquia de Our Lady of Lourdes en Magna, para entonces ser asignado como administrador de la parroquia de St. Bridget y sus misiones en Milford. A partir del 1ero de agosto será el administrador de la parroquia del Sagrado Corazón en  Salt Lake City.

¿Qué le gustaría que sus nuevos feligreses supieran de usted?

Estoy muy agradecido y contento con la asignación que he recibido para practicar mi sacerdocio en esta activa y hermosa comunidad.

¿Qué desea de su nueva asignación?

Integrar y para ellos que me enseñen como trabajar y adaptarme a sus planes y proyectos.

Como sacerdote, ¿cuál ha sido su mayor reto?

Día a día existe el gran reto del discernimiento de la voluntad de Dios en el llamado sacerdotal.

Como sacerdote, ¿cuál ha sido su mayor experiencia?

Sin exagerar, pero el día a día el poder transmitir la Palabra de Dios, su amor misericordioso y su Consuelo.

El trabajo que he realizado al dar la paz de Jesús y la compañía de la Virgen María que me enseña cómo transformarme en parte de Cristo- esa es mi satisfacción, con la humildad de responder al llamado de Jesús.

Me pongo en las manos de las oraciones de la comunidad del Sagrado Corazón.

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2019 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.