Nuevo capellán para los Hospitales Holy Cross en Utah

Friday, Jul. 05, 2024
Nuevo capellán para los Hospitales Holy Cross en Utah + Enlarge
Padre Gregory Ezeanya
By Laura Vallejo
Intermountain Catholic

SALT LAKE CITY — El padre Gregory Ezeanya recientemente llegó a Utah para servir como capellán en los cinco hospitales Holy Cross en el frente Wasatch. Estará trabajando junto con el padre  Godwin Tema Nnamezie, quien es el director de misión de integración, cuidados espirituales. Servicios voluntarios y mejoras en la comunidad de salud de  CommonSpirit Health, organización que maneja los Hospitales Holy Cross en Utah.

Ordenado al sacerdocio em 1989 para la Arquidiócesis de Onitsha en Nigeria, África, desde el 2008 el padre Ezeanya ha vivido en los Estados Unidos sirviendo como capellán católico en hospitales en Texas, Indiana, California y por los últimos 10 años en Pueblo Colorado. En el 2013 recibió la ciudadanía.

“La invitación de llegar a Utah se convirtió en realidad cuando en el mercado laboral encontré mi trabajo soñado de servicio a la humanidad en el sitio en línea de CommonSpirit,” dijo el padre Ezeanya sobre su llegada a Utah.

El padre dijo sentirse afortunado por haber recibido la oportunidad de trabajar para los Hospitales Holy Cross.

“Siempre he querido hacer un cambio en la humanidad a través del cuidado de los enfermos y la hacerlo, llevar alivio a los hijos necesitados de Dios, y consecuentemente llevar la misión divina de Cristo a la humanidad,” dijo el padre.

Aquí en Utah, “he sido recibido muy calurosamente con una cariñosa recepción estas últimas semanas,” dijo el padre.

Su llamado al sacerdocio le llegó a una muy temprana edad.

“De pequeño deseaba servir como monaguillo, “ dijo el padre. “Este deseo se cumplió y me interese en unirme al párroco en las Misas tan sólo por la alegría que sentía al servir en misa.”

A fines de 1960 el padre Ezeanya se unió a el grupo de oración ‘Block Rosary Crusade’ con el cual iba de casa en casa por las tardes para rezar el Rosario junto con las familias.  

“Por la gracia especial de Dios mi mamá siempre me apoyó, quien siempre hizo todo lo posible para que yo consiguiese mi sueño,” dijo el padre Ezeanya.

En 1974 ingresó al seminario en donde continuó con sus estudios. Después “de haber sido ordenado al sa-cerdocio en 1989, sentí la motivación de servir a Dios a través de la humanidad, lo cual culmino con el ofrecimiento de cuidados y confort para el Pueblo de Dios a través de visitas domiciliarias durante llamadas para enfermos y eventualmente en los hospitales como capellán de cuidados espirituales,” dijo l padre.

 La educación del padre incluye un diploma de estudios mayores en Filosofía del Seminario Joseph’s Major en Ikot-Ekpene, Nigeria; un título en psicología de la Universidad Estatal de Pueblo en Colorado y una maes-tría en divinidad con concentración en teología Romana Católica y ministerio del Seminario Bigard Memorial en Enugu, Nigeria.   

 El sacerdocio puede ser descrito, en una palabra: servicio, “y eso significa servir a Dios a través de la humanidad,” dijo el padre agregando que, desde el punto de vista de las escrituras,” el sacerdocio es un papel significativo como protector de la casa de Dios, realizando los sacrificios para el Pueblo de Dios e instruyendo a las personas para que puedan disfrutar de las bendiciones de Dios. El propósito es que los sacerdotes puedan actuar a nombre de Dios para la salvación de la humanidad. El sacerdocio son los elegidos de Dios quienes son expertos en la técnica de la alabanza y aceptados como líderes religiosos. Estos elegidos actúan a nombre de Dios para la salvación de la familia humana dándoles las bendiciones de Dios.”

Su meta y expectativa al servir en los Hospitales de CommonSpirit Holy Cross en Utah “ es extender la mano de la bondad divina humana a todos los hijos de Dios, sin importar las afiliaciones religiosas, para que así las personas puedan ver y ser testigos del gran amor de Dios, quien  ama a Su pueblo y no los discrimina,” dijo.

El padre quiere hacer la diferencia al “tocar a la humanidad al llevarles el espíritu del amor de Dios,” dijo el padre Ezeanya. “Esto incluye el cuidado de los enfermos y llevar alivio a los hijos de Dios necesitados- y así lograr la misión de Cristo para la humanidad en la tierra.”

El padre habla el dialecto africano Ibo el cual es la lengua de su madre así como inglés, “ya que es el segundo lenguaje en mi país de Nigeria,” dijo agregando que en la escuela estudio latín, francés, griego y hebreo, pero cree que no cuenta con el nivel para sostener una conversación en estos lenguajes.

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2024 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.