PNF permite a las parejas honrar sus votos matrimoniales

Friday, Jul. 13, 2007
PNF permite a las parejas honrar sus votos matrimoniales + Enlarge
Chad (izquierda) y Kelly Rosamond están entrenando para obtener el certificado y poder enseņar PNF. foto IC por Christine Young

SALT LAKE CITY — «La Planificación Natural de la Familia (PNF) ayuda a las parejas a entender lo que sus votos matrimoniales significan, les ayuda a vivir los mismos, y les permite crecer juntos.»

PNF es un término que incluye métodos naturales de planificación de la familia. Los métodos más usados son: el método sinto-termal (STM) recomendado por la Couple to Couple League, el método Creighton Model desarrollado en Creighton University en Omaha, Nebraska, y el Método Billings o Método de Ovulación.

Chad y Kelly Rosamond son miembros de la Parroquia de Sta. Catalina de Siena en Salt Lake City. Han estado casados por siete años y tienen tres hijos. Luke tiene 6 años, Isiah tiene 4 años y John Paul tiene 22 meses. Kelly dijo que ellos se embarazaron de inmediato, y poco después oyeron del PNF.

«Fue una experiencia que nos abrió los ojos y es algo que todas las parejas deberían de practicar», dijo Kelly.

Chad y Kelly están preparándose para recibir la certificación en el método STM a través de la Couple to Couple League en Salt Lake City. Ellos quieren enseñar a otras parejas como usar este método.

«Mi preferencia para los recién casados es el método STM porque con él la pareja tiene más opciones y puede ser ultraconservadora o mínimamente conservadora», dijo Kelly. El modelo STM emplea tres señales corporales para determinar el periodo fértil de la mujer y cuando se requiere de abstinencia.

«PNF se refiere a un sistema de regulación de la familia basado en el respeto por los bioritmos naturales de la esposa», dijo Kelly. «Con cada ciclo de ovulación que la esposa tiene, la pareja tiene que discernir si Dios los está, o no, llamando para que traten de tener un hijo. Esta es una pregunta que debe contestarse cada mes con la ayuda de la oración. A menudo la pregunta es, qué razones existen para no tener otro hijo, y son éstas nuestras razones egoístas, o son razones que vienen de Dios. PNF es la única forma de la planificación de la familia moralmente aceptable para las familias.«

«PNF ayuda a construir el matrimonio. La esposa se siente más respetada conforme el esposo muestra que él puede amar y vivir con todo lo que ella es, incluyendo sus ciclos naturales dados por Dios», dijo Kelly. «La abstinencia periódica ayuda a desarrollar un sentido de sacrificio por el amor del uno hacia el otro y de la familia.»

Kelly dijo que PNF es bueno para los matrimonios saludables y por lo tanto para nuestra sociedad. El índice de divorcio entre las parejas que practican el método PNF es de solo tres por ciento, mientras que frecuentemente se reporta que en América el índice de divorcio es del 50 por ciento.

«PNF es bueno para la salud de la mujer. Ellas se convierten en mujeres proactivas mientras practican el PNF», dijo Kelly. Conformen las mujeres registran sus ciclos menstruales, ellas también notan deficiencias nutricionales, problemas con la tiroides o problemas reproductivos, y cánceres que pueden aparecer con síntomas en uno de las gráficas antes de que aparezcan otros indicadores.»

Kelly dijo que no hay efectos secundarios con PNF, es reversible inmediatamente, y puede ayudar cuando las parejas están teniendo problemas para concebir. Es también económico y no daña el ambiente.

El control de la natalidad con hormonas promueve el aborto porque cuando la ovulación no se previene, lo cual ocurre cinco por ciento de las veces, la vida recién concebida no se puede implantar en el útero porque el útero es hostil y no está preparado adecuadamente para el desarrollo del feto.

«Pero lo más importante es que PNF es la única opción moralmente correcta de planeación familiar», dijo Kelly. «Concuerda con el plan de Dios para el matrimonio. Dios les pide a las parejas que disciernan su voluntad. Dios hizo del acto marital algo que unifica y procrea. Los contraceptivos deshacen lo que Dios ha unido. Estamos llamados al discernimiento Cristiano y a la prudencia, a la paternidad responsable y debemos hacerlo dentro del plan de Dios el cual incluye PNF.«

«Nuestros votos matrimoniales son amarnos el uno al otro libremente, totalmente, fielmente y fructificamente hasta que la muerte nos separe», dijo Kelly. «El acto marital debe ser cada vez un reflejo de esos votos. Negar parte de uno mismo durante el acto marital – tu fertilidad natural, por ejemplo – defrauda el acto y tus votos. Las parejas que practican PNF entienden que Dios es una parte de su matrimonio, y él está siempre bienvenido a la renovación física de tus votos.»

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2020 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.