El Obispo Solis en cuanto al Motu Proprio

Friday, May. 17, 2019
El Obispo Solis en cuanto al Motu Proprio + Enlarge
El Reverendísimo. Oscar A. Solis
By The Most Rev. Oscar A. Solis
Bishop of Salt Lake City

Queridos hermanos y hermanas  en Cristo,

Me uno con los Obispos de los Estados Unidos, dandole la bienvenida al Motu Proprio ‘Vox estis lux mundi (“Ustedes son la Luz del mundo”) del Papa Francisco, documento que fue publicado el 9 de mayo del 2019. Este documento claramente expresa el compromiso y el serio deseo  del  Santo  Padre para prevenir el abuso sexual en contra de menores y personas vulnerables, así como la prevención del abuso por violencia, amenazas o abuso de autoridad en nuestra Iglesia. El documento establece procedimientos universales nuevos para el reporte de abusos sexuales y violencia cometida por el clero, y asegura que los obispos y los superiores de las congregaciones religiosas sean responsables por nuestras acciones.

El documento obliga al clero y a los hombres y mujeres religiosas en la Iglesia a lo largo y ancho del mundo a que reporten los abusos a autoridades eclesiásticas competentes. Los casos reportados deben de ser prontamente verificados y tratados de acuerdo a la ley canónica. Para mejorar la coordinación entre las diócesis y la Santa Sede, todas las diócesis, en un año, deben de establecer un sistema accesible y público para reportar los abusos sexuales cometidos por clero o religiosos, para reportar la posesión o distribución de pornografía infantil, el uso de violencia para obligar a adultos a actos sexuales así como para el encubrimiento de tales abusos.

La nueva ley deja la manera de reportar a cada diócesis.

Una medida extraordinaria del Motu Proprio dicta que cuando un obispo mal maneja un caso del cual es responsable, él mismo se convierte responsable por el encubrimiento. También el documento llama a que cualquier reporte de mala conducta sexual por un obispo o superior religioso a ser reportada a la Santa Sede, y al obispo metropolitano (arzobispo, el cual es responsable de un área geográfica más amplia que tan solo una arquidiócesis, la cual para el caso de Utah es la  Arquidiócesis de San Francisco).

El Motu Proprio llega dos meses después de la Conferencia Episcopal de Presidentes y Moderadores Supremos de los institutos religiosos mayores de todo el mundo, en la cual estos se reunieron con el Papa Francisco en Roma para de manera colectiva reflexionar, estudiar y discutir la crisis de abusos sexuales de la Iglesia. Como el Cardenal Daniel N. DiNardo, Arzobispo de Galveston-Houston y Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, dijo el 9 de mayo en un comunicado de prensa el Motu Proprio es “una bendición que empodera a la Iglesia a llevar a todos los predadores ante la justicia, sin importar el rango que sostengan en la Iglesia. Este también permite a la Iglesia el tiempo y  la oportunidad para llevar la sanación espiritual.”

Estoy convencido que la acción que el Papa Francisco tomó al instituir esta necesaria reforma es muy significativa, ya que provee pólizas significativas para la transparencia y responsabilidad, y para así promover la sanación y asegurara la justicia para las víctimas, siendo así un importante paso para que la Iglesia Universal siga hacia adelante.

Aquí en la Diócesis de Salt Lake City, mi predecesor, el Reverendísimo William K. Weigand, implementó una Póliza en contra del abuso infantil en 1993, la cual requiere que todo el personal diocesano cumpla con las leyes locales y estatales en cuanto a los incidentes actuales, o sospechados de abusos infantiles. Esta póliza subraya el proceso de cómo las quejas y alegatos deben de ser manejados, así como los pasos que se deben de seguir para prevenir los mismos.

Al paso de los años esta póliza ha sido actualizada bajo los lineamientos del Capítulo de Protección de niños y jóvenes de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, promulgada en el 2001. Actualmente la póliza diocesana está siendo una vez más revisada, con una fecha de publicación para este año. Las actualizaciones a la póliza diocesana se llevarán a acabo después de la reunión de la Asamblea Plenaria de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, programada para el mes de junio, en donde las medidas para la implementación efectiva del Motu Proprio serán discutidas. Una vez que las medidas sean aprobadas para la implementación, estas serán incluidas en la póliza actualizada de la Diócesis de Salt Lake City.

Además de esta póliza, a principios de este año, la diócesis realizó una revisión interna de sus archivos de clero y voluntariamente publicó una lista de los alegatos de abusos sexuales reportados desde 1950; esta lista también fue publicada en los periódicos locales. Permanecemos comprometidos no solo con el aseguramiento de la salud y seguridad de los jóvenes de nuestra comunidad, sino también con el compromiso de afrontar el problema del abuso sexual siendo siempre transparentes y responsables.

 Estamos agradecidos con el Papa Francisco por este tan importante documento y quiero asegurar a la gente que nuestra diócesis continuará tomando muy enserio los alegatos de abusos e inmediatamente los reportará a  las autoridades civiles y a las eclesiásticas.

No habrá excusas, no serán encubiertos, no serán tolerados.

Por lo tanto, quien haya sido víctima de abuso o explotación por el clero, religiosos o personal laico de la Iglesia y aún no ha reportado el incidente, se le pide lo haga. El coordinador diocesano de victimas está disponible para ayudarlo a hacer el reporte, El número de contacto es el  801-328-8641 ext. 344.

Sinceramente suyo en el Señor,

El Reverendísimo. Oscar A. Solis

Obispo de Salt Lake City

Traducido por: Laura Vallejo

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2019 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.