El padre Thuy agradece a la comunidad mientras se prepara para su retiro

Friday, Jun. 29, 2018
El padre Thuy agradece a la comunidad mientras se prepara para su retiro + Enlarge
By Marie Mischel
Intermountain Catholic

Traducido por: Laura Vallejo

Intermountain Catholic

KEARNS — Hace treinta y cinco años, un refugiado vietnamita llegó a Utah como seminarista Católico, al paso de los años edificó amistades que hasta el día de hoy siguen en pie.

El padre Dominic Thuy Dang Ha nació en Thai Bihn, Vietnam. A los 11 años de edad ingresó al seminario menor, para entonces pasar al mayor. Después de que su país cayera dentro de las reglas del comunismo, se fue a un campo para refugiados. En 1981 llegó a Los Estados Unidos e ingresó al Colegio Pontificio de Josephinum en Columbus Ohio. Fue ordenado al sacerdocio el 11 de mayo de 1984 en la parroquia de St. Vincent de Paul por el Reverendísimo William K. Weigand, séptimo Obispo de Salt Lake City.

Su primera asignación sacerdotal fue como vicario parroquial en la Iglesia de St. Vincent de Paul, seguido por asignaciones en parroquias como St. Patrick en Salt Lake City, Sint Ambrose, Immaculate Conception y San Francisco Xavier. Durante este tiempo también sirvió como capellán diocesano para los Católicos vietnameses, Hmong y Loatianos. Al comienzo del año 2000 fue nombrado párroco de la Iglesia de Our Lady of Perpetual Help en Kearns, posición que ha tenido desde entonces.

El 24 de junio familiares y feligreses de las varias parroquias se reunieron a los feligreses de Our Lady of Perpetual Help en agradecimiento al padre Thuy quien se retira formalmente el 31 de julio. Monseñor Colin F. Bircumshaw, vicario general diocesano, fue el celebrante principal y quien dio la homilía en la Misa. Concele-brando estuvieron Monseñor J. Terrence Fitzgerald, vicario general emérito, el padre Thuy y el padre Vincent Nguyen, quien es un nuevo sacerdote ordenado para la diócesis de Phoenix y quien fuese bautizado por el padre Thuy.

Durante su homilía Monseñor Bircumshaw mencionó que en la Festividad de la Natividad de San Juan Bautista y que como el santo el padre Thuy apunta hacia el Salvador. Durante los últimos 24 años como párroco el padre Thuy también ha dirigido hacia los Sacramentos de la Iglesia y al hacerlo “el padre Thuy nos ha dirigido hacia fuera de nosotros y hacia los demás, hacia Cristo y a su vida de salvación para todos... Alabado sea Dios por la vida y ministerio del padre Thuy.”

Al final de la Misa, el padre Thuy comenzó diciendo que estaba aguantándose las lágrimas, y batalló para hacerlo. Recordó cuando la  parroquia fue dedicada hace 24 años cuando Monseñor Fitzgerald habló en su homilía de la planta de bambú la cual después de muchos años formando sus raíces bajo tierra, creció y ahora es una planta de muchos usos.

“Su homilía se hizo realidad para nuestra parroquia,” dijo el padre Thuy a Monseñor Fitzgerald. Sigue agradeciendo a todos los presentes por su amistad y cariño se hizo presente todos los dones que ha recibido de la parroquia y de sus amigos. “Dios me ha cubierto con su amorosa manta de amor y me ha protegido bajo el manto de la gracia a través de todos y cada uno de ustedes… Yo no podría cumplir con mis deberes sin su apoyo, cariño y oraciones. Ustedes son muy queridos,” dijo el padre Thuy.

Durante sus comentarios Monseñor Fitzgerald agradeció al padre Thuy por su ejemplo como un sacerdote humilde, fiel y de sacrificios.

Entre los asistentes a la Misa estuvieron Wes y Jean Keller, quienes conocieron al padre Thuy cuando este fue asignado a la parroquia de St. Vincent de Paul. En ese entonces, él iba de la parroquia a la escuela a sentarse en las clases de kindergarten para mejorar su inglés, dijo Jean Keller y “su compromiso desde entonces y su bondad con los niños nos dejó impresionados.”

El padre Thuy se ha convertido en un amigo de la familia y les ganaba jugando ping pong cuando iba de visita a su casa, esa amistad continua hasta este día, dijo ella.

Como párroco el padre Thuy “significa el mundo,” dijo Steve To, presidente pasado del consejo parroquial. “Él es quien nos guía a Dios y a amar a nuestro prójimo. He aprendido mucho de él.

“ Por el padre Thuy la parroquia esta junta, dijo To. “Lo vamos a extrañar, lo vamos a extrañar mucho.”

Durante su retiro el padre Thuy planea permanecer en Utah aunque en el mes de agosto viajará a Vietnam y celebrará una Misa en memoria de su padre. Desea que la parroquia desarrolle nuevas vocaciones a la vida religiosa agregando que ve mucho potencial entre los jóvenes de la misma.

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2018 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.